5 de octubre de 2007

24 Maldiciones de los 90´s


Esta es la sexta entrega de Proyecto 24, una entrega extraña, una lista sacada de lo más loco de la cotidianidad, una entrega que investida por el desparche y atropellada por la curiosidad me vincula con esa década de vida.

Seamos honestos, nacimos en los ochenta pero no somos hijos de los ochenta, somos hijos de los noventa, década extraña y sumisa de las expectativas del nuevo siglo, que con los rezagos del decenio anterior vivimos en carne propia las consecuencias de la innovación tecnológica, de la producción intelectual y el entretenimiento a medias, diez años con nuestra infancia como protagonista, con nuestra adolescencia como despertar casual, diez años que con un desapercibido ánimo de superación gozamos o sufrimos con sus respectivas maldiciones.

Lo original es que en esta entrega se deje en evidencia aspectos propios de mi vida, sin embargo en esta ocasión las generalidades están a la orden, aquellas 24 razones que se exponen no son propias de mi vida sino de toda una generación, quizás sean asuntos propios de la cotidianidad o de los suburbios de la casualidad. Regaños familiares, juegos de video, moda y accesorios para la ropa, situaciones y lugares feriados, programas de televisión, amigos o personajes, soledades compartidas, visitas educativas y un sin número de variables podrán darnos esas luces que por motivos de la infancia no consideramos como una maldición pero que al sol de hoy y con una carcajada fuerte rezongamos y admiramos, son males menores o sino, motivos para darle trabajo a los psicólogos del hoy.

Sacada de una tarde de café y Marlboro les dejo esta casual entrega:

1. Es una invención propia de la década ochentera, pero nuestro placer se vino a materializar en esos noventas llenos de sudor y mugre, esa infancia desenfrenada donde la actividad física se veía interrumpida por los juegos de video o un televisor. El primer lugar de esta entrega 24 se lo lleva la consola de Nintendo. NO quiero darle el lugar al Supernintendo sino al Nintendo. ¿Por qué una maldición? La maldición no es la consola en sí sino las ocasiones cuando el gigantesco y cuadrado casette del videojuego se trababa en la ranura y era un dolor de alma y cuerpo sacarlo de allí. Definitivamente el Primer lugar.
2. Siguiendo con el Nintendo y ya dándole un espacio compartido con el Supernintendo, el segundo lugar de las maldiciones de la década pasada es cuando el casette de la consola no se leía y tocaba “resetear” varias veces el aparato ese, al punto de soplar la ranura del casette para lograr su funcionamiento, era una maldición cuando estabas estrenando un juego en particular…
3. Una versión muy masculina de la infancia, cuando en el deporte rey conocido como fútbol, algún imprudente pateaba el balón mas duro de lo que la cancha sugería y el mismo caía en el tejado del vecino… ¿quién lo baja de allí? ¿quién va por el balón? ¿se acabó el partido? Preguntas que nunca faltaron…
4. Infaltable, cuando la cinta del casette (ya sea el del VHS o el de la grabadora) se enredaba en el aparato electrodoméstico y tocaba sacarlo con muchisisisisisisisimo cuidado para no perder la información, lo más doloroso, desenredarlo. Con la llegada del CD todo cambió.
5. Cuando el Sistema Operativo Windows 3.1, Windows 95 y sus respectivas versiones siguientes fallaba y se reiniciaba el computador, el tiempo de espera a que se completara el 100% de análisis del disco (la llamada pantalla azul con la franja amarilla) se volvía una maldición para nuestro trabajo o entretenimiento.
6. El Paseo Familiar de puente. No conozco el caso de toda mi generación ni pretendo hacer oda a “La Pelota de Letras” del señor López, pero algo que si es evidente es que en esos paseos el transporte terrestre y el trasteo de alimentos, accesorios de aseo y demás inutilidades que había que llevar supera al paseo de río de los ochenta, la razón es muy sencilla, ya no se paseaba a río sino al centro turístico, recreacional, vacacional, Deportivo, etc etc etc
7. Conocer la Evolución de todos los productos de aseo, conocer la mutación de sus marcas y sus miles de vitaminas y proteínas. Una maldición identificarnos o casarnos con un producto en particular.
8. A concepto personal y respetando la Fe y gracia de todos los creyentes hijos del sagrado corazón de Jesús, considero una maldición de la década noventera la Misa bailable. Es decir, el coro de niños fue superado por accesorios como panderetas, guitarras, tambores y más para cantar himnos al altísimo por cada pausa que daba el cura, así, una misa que demoraba 35 minutos en la década de los ochenta pasó a durar aproximadamente hora y media de fe y entrega en la década siguiente. Ni hablar en la época decembrina.
9. En los ochenta la enfermedad de moda en Colombia fue el estrés, en los noventa regresó pero con la Bulimia y la Anorexia a su lado. Por culpa de estas tres enfermedades los noventa nos llenaron de platos llenos de vegetales, sopas de miles de colores, jugos exóticos, pastillas para el crecimiento, en fin…
10. Para mí fue una total maldición la visita frecuente al ortodoncista. Hoy casi diez años después lo sigo odiando.
11. En los noventa fue una maldición para mí levantarme los sábados lluviosos, fríos y grises para bañarme con agua fría e ir a los Scout´s. En su momento lo disfruté (entre 1993 y 1995) pero luego me supieron a mierda cuando Karina y Timoteo comenzó a transmitir Caballeros del Zodiaco y Supercamepones.
12. Las Fiestas de quince. Vestirse de manera decente para asistir al agasajo de mis amigas de barrio o de colegio no era que agradara mucho. Pero era una etapa que tocaba vivir. Hay algunos amigos cercanos que hoy en pleno 2007 todavía asisten a este tipo de ceremonias. No comprendo.
13. En términos de entretenimiento, los Power Rangers fueron una invasión noventera que no logro comprender. Una maldición.
14. La colección musical de fin de año después de la década anterior arrojó artistas que para el olvido de hoy nos dieron piezas de baile únicas en cada diciembre, una generación noventera hecha para gozar en el diciembre familiar. Charly Zaa, Marbelle, Iván y sus Bam Bam, Orquesta Matecaña, Los Tupamaros, Los 50 de Joselito entre otros, donde lo que más tenían en común era el video de la canción en alguna residencia campestre, con la piscina de fondo y las bailarinas con cacheteros… patético.
15. Continuando con las consolas de videojuegos, el festival de la piratería en el san Andresito era evidente, en especial cuando nuestros progenitores prefería comprar el casette con las 100 juegos en 1, en vez de comprarnos el original de Súper Mario 3. Nunca cambiará eso.
16. El Internet por modem telefónico, bajar música del entonces NAPSTER demandaba las horas más inmaculadas, definitivamente era regañada fija en las noches por tener el teléfono ocupado toda la tarde, con la llegada de Telesat el asunto mejoró un poco.
17. El temblor en Armenia, dejando el humor y la falta de seriedad de lado aquel terremoto en el eje cafetero el día 25 de enero de 1999 fue un desastre y una maldición para muchos colombianos, yo fui uno de esos que estuvo pendiente de familiares y amigos en aquel incidente sismológico.
18. La moda de andar con camisa de cuadros y camiseta blanca debajo, con Jean o pantalón de dril, zapatos no importaba, pero las manillas y el collar Hippie era una moda que definitivamente se heredó del pésimo gusto de los ochenta, hoy en día el concepto de manillas va cambiando al ritmo de los Hippies, pero la camiseta blanca debajo definitivamente se abolió de la razón humana, aquella moda si incomodaba, toda una maldición.
19. Sandy & Papo. ¿Qué decir de este dueto Dominicano de Hip Hop? Su estilo latino para rapear era la viva herencia de agrupaciones merengueras como Proyecto Uno e Ilegales, donde éxitos como Candela, El Alacrán, La Hora de Bailar y el Mueve Mueve prendieron más de una fiesta universitaria y para nuestro caso, más de una fiesta casera. Tras el fallecimiento de Papo se dio fin a este dueto dominicano. Hoy en día no existen más bandas o duetos de Merengue-Hip Hop. Ahora es Reggaetón.
20. Doom. De la generación del videojuego, Doom fue el inicial acompañado años más tarde por la buenisima Lara Croft de Tomb Rider, se encuentra así en esta lista por lo perverso y en ocasiones patético el desarrollo de Doom a lo largo del juego. No quiero dejar por fuera de esta ocasión a Prince of Persia, aquel juego que hizo la transición de década y que para abrirse debía ser por medio del odiado MS -DOS.
21. El Diskette. En los Ochenta conocimos el 5 ¼ que su tamaño era siempre grande, pues en los noventa nos afianzamos en el Diskette de 3 ½ para guardar trabajos y, que en el peor de los tiempos del ocio compartíamos archivos en ellos, siempre odiamos cuando se dañaban y nos extinguían aquellos trabajos que no podían desaparecer. Esta maldición duró hasta principios de esta nueva década, gracias a la llegada de puerto USB...
22. Que me parezca una maldición, los cines. En ese entonces no contábamos con los multiplex, no con tarjetas CINECO o con llamadas para reservar. El ir al cine era un placer lleno de tediosos protocolos y servicios, pero no sabíamos en ese entonces aun de lo que nos estábamos perdiendo.
23. El apagón de César Gaviria. Desde el 2 de marzo de 1992 hasta el 1 de abril de 1993. Fue una época donde a pesar de mi niñez nunca olvidaré, una total maldición debido a que me tocó aprender las tablas de multiplicar a la luz de una vela. Cruel.
24. Finalmente una de las maldiciones del hogar cuya década de los noventa no nos deja ignorar en el comedor de mi casa. Todas las mañanas muy temprano había que salir a calentar el carro un largo rato para que éste pudiese funcionar, de lo contrario se vararía en cualquier calle de la Cali de los 90´s. Por supuesto que nos varamos en repetidas ocasiones.


Bueno, esta entrega extraña como ella sola, pero producto de un profundo desparche y oda al ocio ha terminado. La próxima entrega será en referencia a esos 24 programas de televisión que jamás olvidaremos.

Hasta entonces y sigo recibiendo sugerencias, y por favor, no voy hacer el top de los 24 polvos de mi vida, no insistan.


Les agradecería de verdad que de vez en cuando dejen un comentario por lo menos.
AV.

3 comentarios:

Patton dijo...

4. Aún uso con frecuencia el VHs. Es un gran invento.
5. ¿Y luego eso no pasa aún?. Claro que si. Desconecte el PC ahora mismo a ver que le sale... tal vez la franja amarilla haya cambiado, pero la idea es la misma.
8. Una maldición, sin duda.
13. Nunca los soporté, al igual que los caballeros del zodiaco.
15. Los vendedores de sanadresito son muy, muy hábiles para engatuzar padres.
16. Si que no extraño el módem.
17. Sísmico.
18. ¿luego ya no? ;)
21. bien ido. No se le extraña. el maldito siempre se dañaba cuando menos oportuno era.
22. En Francia aún es como usted lo describe. Es increíble.

El Noticiero de lo Cotidiano dijo...

Respecto al punto 5, era tedioso en el sentido de la espera y el diseño del software, hoy dia aun sucede eso pero no es tedioso y es más rápido. En aquel entonces, uno se iba a jugar futbol, se veia el chavo del 8 y volvia al pc y el conteo continuaba, a esa maldición quiero rendirle como 5 lugar.

ZODIAC dijo...

POLITICA, MALDICION, ESOTERISMO

LA CIUDAD DE SALTA, ARGENTINA, CONMOCIONADA POR LAS MALDICIONES DE UN CONCEJAL ESOTERICO:
El ex edil Guillermo Capellán, siendo Presidente de la Comisión de Hacienda del Concejo Deliberante de la Ciudad de Salta, quiso cobrarle los impuestos al hermano del Alcalde/Intendente Alejandro San Millán, Antonio San Millán. El Poder Sanmillanista contrató al Abogado Roberto Elio Gareca y este letrado a su vez contrató a un delincuente juvenil, Rodrigo Chavarría (taxi-boy menor de edad a quien Gareca conoció en el Parque San Martín de la Ciudad de Salta) y lo denunciaron por violación. Estuvo 101 días preso y desde la cárcel vaticinó que saldría el día de la Lealtad Peronista, horas más horas menos salió en la madrugada del 18 de Octubre de 2003. Al salir del presidio en Concejal dijo "Quienes participaron en el complot pagarán muy caro lo que me hicieron":"Al Juez le pasará lo mismo a que a mí, se quedará sin cargo". A los seis meses abogados de la Ciudad de Salta pidieron Juicio Político al Juez de la causa, Luis María Agüero Molina lo destituyeron por motivos relacionados al caso edil ocultista."Rodrigo Chavarría, pupilo de Roberto Gareca, hizo una denuncia falsa siendo menor de edad y eso es delito, cuando sea mayor vivirá preso".Chavarría siendo mayor cometió una estafa y fue condenado por un año, quedó en libertad condicional y a los tres meses cayó nuevamente en manos de la Justicia Federal por "Usurpación de Títulos y Honores y Estafa" y sigue preso."Destruyeron mi vida, y ese tipo participó en el estrépito mediático es un empresario de medios y publicidad, yo lo escuchaba desde mi celda decir cosas espantosas... tendrá su merecido" El empresario al que se refería el Concejal Ocultista sería Julio Castillo a quien lo internaron en una clínica con un fuerte dolor de cabeza, se le declaró un tumor cerebral fulminante y murió en horas."En el Diario El Tribuno se ensañaron conmigo y el Abogado Gareca publica todas las barbaridades que quiere porque su hermano es el Jefe de Redacción de Noticias Policiales en ese matutino... no importa, ya llegará el día..." Se refería al periodista Sergio Alberto Gareca a quien le descubrienron un cáncer galopante y murió en poco tiempo.La predicción o "maldición" pulica más dura y contundente del Concejal Astrólogo y Esotérico es cuando vaticinó en la FM Pacífico 92.9 en el Programa del periodista Daniel Salmoral aseguró: "Los San Millán pagarán con lágrimas de sangre lo que me hicieron" Inexplicablemente, el hijo de Antonio San Millán de 16 años murió aplastado por una cortadora de cesped minitractor."Siguen haciendome daño por lo tanto siguen acumulando desgracias" En esta frase se refiere elipticamente al Empresario-locutor Martin Grande y al Abogado Roberto Elio Gareca sindicados como los principales responsable de la conspiración por cuanto el presunto violado y delincuente Rodrigo Chavarría los sindicó en su confesión como los autores ideológicos de la denuncia contra Guillermo Capellán. Con respecto a ellos el Esotérico Edil dijo: "tengo todo el tiempo del mundo para verlos caer, ellos son las frutillas del postre"Salta es la capital turísitica de todo el Norte de Argentina donde viven 600.000 habitantes y en todos los rincones de la Ciudad se comenta: "Las Maldiciones del Concejal Capellán se están cumpliendo". ¡Esto es para pensar porque el edil lo dijo en los medios con mucha anticipación! Si quiere leer el artículo completo escriba en cualquier buscador: "Cadena Global+maldiciones del Concejal" y tendrá mas detalles sobre este tema. Porque la brujería parece que existe...