5 de diciembre de 2007

Sin Reservas



La miseria inconclusa, el ego inconforme, el éxito mediocre, el amanecer tardío, la letra que sólo con sangre vive, el sudor de los marginados, el espejo que se ha roto en navidad.
Hay vínculos que se tejen como un costal de café, primero se suda y se ensucia el espesor del cuerpo para luego, con el lomo duro, insertar esas semillas llenas de campo y panela.

En esos espacios que nos deja el tiempo libre, nos miramos en objetos inconclusos, los retocamos para darle nuestra identidad, para darle nuestro sello personal, a veces, engendramos pasiones en personas insignificantes pero que a la vuelta de la esquina parimos una gran amistad, enseñamos a perder para aprender a ganar, vivenciamos callejones que en las noches son parqués para caminar, jugamos a ser grandes.

Cuarenta días para dormir en 39 noches, para vestir a la moda, para besarnos en la pantalla de un televisor, o dormirnos con los bafles de un radio antiguo. Escogemos la madera para construir casas y promover incendios que dan calor al campo, nos acurrucamos en posición fetal para reflexionar por los nuestros, disculpamos a los no mencionados y les dejamos en libertad de chisme y juicios sin valor.

Brindemos, que todo gira sin darnos cuenta, brindemos por los que no llegaron al cielo, por los que ven en la luna una gran porción de queso, por los que beben y vuelven a beber y siguen con sed, por los que comen para saciar la soledad, por los que fornican para sentirse humanos, por los que duermen doce horas y viven cuatro, por los que en el aliento de una comadreja buscan hormigas trabajadoras. Brindemos por los que se quedaron a contarnos sus historias, por los que quieren que se acabe la navidad, o por los que nunca se disfrazaron en octubre.

Brindemos por esa miseria que sin ser concluida ha visitado a miles y miles de forasteros en las calles de la primera comunión, por los que se emborracharon en el bautizo de su primogénito, o quizás por los que leen sin saber escribir, dejemos en esa copa la gloria del himno nacional y emborrachémonos de placer, hasta el cansancio, hasta que el sudor nos sepa a mierda, o hasta que la mierda nos sepa a otra cosa.

Quiero escribirle a todos los que leyendo se sientan a mendigar placer, porque si el placer es algo exquisito, entonces no dejemos que se convierta en un vicio, brindemos, que el tiempo se materializa en gotas de licor, y el licor, con el tiempo se vuelve bueno.

AV

Para Cerrar y como siempre, mis recomendados de esta semana:

- Canción: Good Bye Blue Sky (Pink Floyd)
- Película: Les Choristes (Los Coristas, Película Francesa del director Christophe Barratier)
- Programa de TV: Two And a Half Men (Por Warner Chanel Martes 9 Pm)
- Libro: Los Miserables (Victor Hugo)
- Blog:
http://nounabuenaidea.blogspot.com/ (Para un rato de soledad y lectura solitaria)

1 comentario:

DarkPrincess dijo...

Salud.. esta sonata de que la verdad la cantan muchos pero que biene al caso SALUD (AMOR Y DINERO) creo que es original de los Rodrigez ahi le va.
un abrazo

...y con que es que estamos brindando....