19 de noviembre de 2007

Gata de Papel


Quieralo o no, por muy desesperante que sea, por muy intransigente o egoísta que parezaca, por muy irresponsable que se vea, por muy cobarde que quieras o por muy lejana que sea la posibilidad la realidad es otra.
No sé bien si es por casualidad o si es por voluntad que has decidio mirar atrás, que has dejado en esas huellas con olor a fresa el pudor con el que le quitaste el apellido al viento, no sé si es con esa curiosidad de felina o esa timidez de minina que has dejado en esas huellas nocturnas la mirada fija en el camino, con acento caleño, con susurros pausados, repitiendo frases de desespero, dejando en las lágrimas un idioma digno de escuchar.
Mi viaje apenas comienza, el tuyo apenas está por planearse. No miremos las cosas según su estructura o su color, no pensemos en presentes llenos de futuros cuando es el materialismo del pasado el que nos escribe con su filo lo cobarde que somos. No escondamos la comida cuando de hambre se trata, mejor juguemos con la soledad para aprender de sus errores.
Como una nota sin dueño te encuentro sentada a lo lejos de la ciudad, te visto con el orgullo y te doy de comer con la pasiencia de la noche, como aquella nota te suscribo a mi realidad y te cuestiono, te encuentro muda y pasajera, cual gata que ha sido sorprendida por la lluvia. Intento trasgredir tus fronteras con lamentos de larga distancia, intento descifrar tu femenina ausencia, distinguirte entre los murmullos de la cotidianidad, escribirte en frecuentes noches, hablarte con miradas y quizás aprender a escucharte y no a seguirte.
Uno a veces quisiera tantas cosas que en ese orden de ideas es que es mejor consentirlas a lo lejos y aprender a olvidarlas. Como una Gata sensible, triste y quizás dosil te miro, trato de interpretar tu silencio en huellas que caminan en sentido circular, te dejo en la misma mesa donde te encontré y me sales con una nota de rechazo. Sensible como el papel al agua, Fuerte como el papel a la historia, viva como una nota suicida y fuerte como una cuenta de cobro, mi gata querida, mi musa nocturna, mi alma felina... sigue maullando que yo seguiré mirando.
De ti misma depende la calidad de cada silencio.

2 comentarios:

Hannaluna dijo...

Mi vida!!
no sabía q tenías un blog..
Nos debemos un cafecito
Muchos abrazos.
La chiqui,.

Andres F Bello dijo...

Como fieles felinos en las interminables noches una cita en el tejado tenemos...
Espero la noticia y que siga el top 24 !!!!!! ^^